Un Disco para el Recuerdo

El Grupo Folklórico Santiago lleva cinco décadas investigando y difundiendo el folklore musical del Pirineo. En ese largo período, en el que todos hemos atravesado diferentes inquietudes culturales, diferentes visiones y formas de entender la tradición y la forma en que esta debe integrarse en la vida cotidiana, el Grupo Folklórico Santiago ha mantenido siempre una mente abierta al rico repertorio de la música folklórica tradicional del Pirineo aportándole la frescura de una interpretación próxima a lo popular, sin acomodarse en los estereotipos al uso, como buscando el por qué y el para qué de esos restos arqueológicos que de vez en cuando desentierra la memoria al adentrarse en sus lejanos recuerdos.

El Grupo Folklórico Santiago no se limita a arreglar y coreografiar asépticamente músicas ya consagradas por los grupos folklóricos de recreación, sino que en su larga trayectoria ha elaborado su repertorio en base al folklore propio, aportando así un conocimiento de primera mano que se transmite en sus interpretaciones vivas, llenas de la intencionalidad y el sentir de aquellos que en su día crearon o adaptaron estas joyas musicales para acompañarse de ellas en momentos transcendentes, emocionantes o simplemente divertidos de su existencia.

Así es como su primer disco, Senera, estuvo compuesto por una variada colección de piezas musicales extraídas de la tradición pirenaica, que sorprendió por su interpretación y su instrumentación espontáneas y naturales, evocando sonidos de los antiguos músicos que tantas veces las habrían hecho sonar en los lugares del Valle de Tena.

En su segundo disco, Un disco para el recuerdo, este grupo ha querido unirse a las muchas y muy buenas agrupaciones musicales de Sabiñánigo, a las que ha invitado a interpretar estos temas llenos de tradición y de historia del valle desde las diferentes visiones de cada uno de ellos: grupos de jazz, rap, canto coral, banda de música, danzantes, batucada, flamenco, rap metal o música clásica, todos tienen algo que aportar a unas melodías que bien conocen y con las que han crecido.

El propio Grupo Folklórico Santiago aporta cuatro temas a este disco tan diverso. Dos polcas extraídas del repertorio de los músicos de Acumuer, deliciosamente arregladas por José Antonio Esteban, Josan, polcas de inconfundible sabor vienés pero con el sonido característico de los instrumentos populares con las que los gaiteros tradicionales las transmitieron de un lugar a otro. Además, el popular tema Aqueras montañas, bello y emotivo, y las Rondaderas 50 aniversario, con letra de Belén Lafita y música de José Antonio Esteban, que cierran el disco.

El resto de los temas constituye cada uno una nueva sorpresa. Lo forano, lo molinero, los mandamientos de Aso de Sobremonte, la jota de Aso de Sobremonte, el paloteao de Aragüés del Puerto, el fandanguillo de Robres, el trespuntiao, el villano, la balsurriana de las flores y la albada de Embún ofrecen sonoridades desconocidas hasta hoy, una actualización del folklore popular, desde el pueblo, desde los muchos sabiñanenses que lo han conservado, reelaborado y actualizado, demostrando una vez más que el folklore no es sólo un objeto de museo y exhibición sino que puede permanecer vivo entre sus gentes.

Dejar una contestacion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.